www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
23 de junio de 2009 Twitter Faceboock

EDUCACION
Ante las reaccionarias declaraciones del arzobispo Aguer
Link: https://panyrosas.org.ar/Ante-las-reaccionarias-declaraciones-del-arzobispo-Aguer

Aunque no es una novedad, no deja de asombrar lo escandaloso y reaccionario de las declaraciones del arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, quien cuestionó el sistema educativo público y sus contenidos por la falta de contenidos religiosos. Nuevamente, la Iglesia se mete en nuestras vidas y ataca la educación pública mientras sigue embolsando millonarios subsidios.

El presidente de la comisión Episcopal de Educación Católica Argentina ya había hablado de "contenidos marxistas" en febrero de 2007, contra la asignatura Construcción de Ciudadanía. Su prontuario incluye actitudes racistas hacia la Comunidad mapuche de Neuquén, públicas declaraciones homofóbicas o machistas como que la "en nombre de la promoción de la mujer, se denigra la figura femenina; no se quiere aceptar su vocación materna". Habla de ideologías, de adoctrinamiento y critica la educación sexual, porque impone una perspectiva "histórica y socio cultural" y no "biológica y espiritual".

Por TV atacó la educación estatal y repudió la educación pública por la falta de contenidos religiosos tildándola de una "fuente de inspiración del neomarxismo de la Escuela de Frankfurt". ?"-¿Quieren sacar analfabetos revolucionarios?", se preguntó. Estas declaraciones ya circularon por todos los diarios. -¿Novedad? No. No hizo más que sostener los mismos argumentos que la Iglesia, el ejército y los empresarios utilizaron para justificar la desaparición de cientos de maestros y maestras en la Dictadura, asesinar dirigentes de sindicatos docentes, censurar y quemar miles de libros, e imponer una educación represiva, desmantelada, conductista, nacionalista, oscurantista, moral y excluyente. Es la Iglesia de la Inquisición y la Dictadura la que habló de nuevo.

La Iglesia, que se mete en nuestras vida, que pretende mantener enchalecada la vida de las mujeres como desde hace siglos, también censura contenidos científicos (hasta la Teoría de la Evolución !!!) y ataca el básico derecho a "libertad de cátedra" de la docencia exigiendo al estado que regule mucho más la selección de contenidos y material bibliográfico, particularmente en lo relacionado a Educación Sexual y Construcción de Ciudadanía .

Según el propio Aguer, estas reflexiones le surgieron luego de conocer el acuerdo entre el Vaticano y la Brasil de Lula, "que incluye la posibilidad de la enseñanza religiosa en las escuelas estatales", y se lamentó porque "en Argentina eso sería imposible", aunque afirmó que la Constitución bonaerense dice que los niños "deben ser educados en los principios de la moral cristiana, respetando la libertad de conciencia" pero siguió lamentándose de que sea "letra muerta".

Y he aquí un nudo de la cuestión: la educación religiosa en la Argentina ya está suficientemente garantizada desde el Estado, a partir de millonarios subsidios (que significan en algunos distritos el 25% del presupuesto educativo), a las escuelas privadas confesionales. Una enorme cantidad de recursos que se recorta del sistema público en crisis.

Oporto, director general de Cultura y Educación bonaerense, aclaró que la escuela pública es para que "los chicos formen el pensamiento democrático y laico", y que: "para enseñar religión, (ellos dan) subvenciones a las privadas". Y es así. Millones de pesos en subvenciones para escuelas privadas quedan, en su mayor parte, en manos de esta misma iglesia que recorta contenidos, veta leyes, impone censuras y oscurantismo y que, donde puede, impone su cuña. Como en Salta donde la educación religiosa o de religiónen la escuela pública, ya está legalizada; o en Mendoza donde sacaron de los manuales de educación sexual temas como "el mito de la primera vez" y "la masturbación" porque "incomodaban a la iglesia" ya que lo jóvenes no deberían tener relaciones sexuales antes del matrimonio y la masturbación es algo totalmente "pecaminoso" .

En el marco de que Argentina es el llamado "país de la precocidad" donde más de 3 mil niñas de entre 10 y 14 años se convierten cada año en madres y su otra cara es que el aborto clandestino pasó a ser la principal causa de muerte de mujeres gestantes y de más de 600 mil hospitalizaciones anuales. Una "inseguridad" de la que no se habla, pero que podría evitarse con educación sexual laica y científica en todos los niveles y sin injerencia de la Iglesia ; con anticonceptivos gratuitos en todos los hospitales y centros de salud y con servicios de aborto legal, seguro, libre y gratuito en todos los hospitales públicos. La Iglesia , con su hipocresía criminal, viene por más y el Estado sigue avalando esta injerencia y así la deja avanzar sobre derechos democráticos elementales.

El estado debe financiar integralmente la educación pública con millones que pueden obtenerse ya con el quite de subsidios a la educación privada; dejando de pagar la deuda externa y cobrando impuestos a las grandes fortunas. E incluso con la expropiación del principal terrateniente urbano que es la propia Iglesia, se resolvería una parte del terrible déficit edilicio que hay en Educación. En la ciudad de Buenos Aires, por citar un ejemplo, el gobierno de Macri destina 700 millones de pesos para subsidiar el negocio de la educación privada, mientras miles de pibes de la escuela pública se quedan sin becas o vacantes en escuelas primarias o de nivel Inicial.

Necesitamos Educación sexual y Anticonceptivos para que miles de nuestras alumnas no se vean en la terrible necesidad de abortar y para colmo en condiciones que muchas veces las llevan a la muerte.
La discusión sobre educación laica del S XIX todavía es un área en disputa, porque a inicios del SXXI la Iglesia aún no está separada del Estado.

Desde la Ley Federal de Educación y luego con la Ley de Educación Nacional, la Iglesia como institución es válida y validada para impartir educación; es un "agente" de consulta permanente. La misma reaccionaria institución que sigue encubriendo a los curas y obispos abusadores, como Grassi. Esa institución que está llena de privilegios, que ni siquiera separó de sus filas al cura genocida Von Wernich, responsable de la desaparición de compañeros y compañeras en la Dictadura y cientos de niños/niñas ya jóvenes que no conocen su identidad, sigue teniendo en sus manos la formación de miles de chicos

En algo tiene razón este monseñor Aguer: lo que reclama está "legalizado", incluso con las leyes educativas K. Por eso nosotras/os tenemos que organizarnos y pelear por la separación definitiva del Estado y la Iglesia.

A pesar de las declaraciones y caras de horror ante tanta sinceridad eclesiástica, ni el gobierno nacional, ni los provinciales, ni los sindicatos en manos de la Celeste, ni la FEB , ni UDA cuestionan de fondo esta realidad. Debemos repudiar estas declaraciones y plantear claramente que necesitamos luchar por defender la educación pública y por arrancar el control ideológico del estado y las iglesias. Abajo las leyes de antieducativas! Basta de subsidios a la educación privada. Somos la docencia, los estudiantes, padres y organizaciones obreras y populares los que tenemos que organizarnos, discutir e imponer qué educación necesitamos y queremos.

Trabajadoras de la educación de la Corriente Nacional 9 de Abril y Pan y Rosas

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar