www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
21 de octubre de 2013 Twitter Faceboock

CRÓNICA
Sobre la presentación del libro "Pan y Rosas"
Ludmila, Pan y Rosas Sociales - UBA
Link: https://panyrosas.org.ar/Sobre-la-presentacion-del-libro-Pan-y-Rosas

Cualquier estudiante que haya pisado la sede Constitución de la Facultad de Ciencias Sociales el pasado jueves 17 se enteró. Imposible no hacerlo, en el tope de las escaleras todos se encontraron con la mesa, los volantes en mano y otros pegados en el piso, un afiche gigante dejándose ver desde una ventana alta y aquellas mujeres, las de violeta, que desde hacía varios días venían avisando lo que se venía.

Es que algo estaba por arrancar en el auditorio del edificio. Algo grande. El jueves se presentó la reedición del libro Pan y Rosas, pertenencia de género y antagonismo de clase en el capitalismo, de Andrea D’Atri, corregido y ampliado desde aquella primera tirada hace ya varios años. Y sí, puede no parecer algo grandioso la presentación de un libro reeditado, pero acá estamos hablando de otra cosa. ¿De qué? Bueno, hay que hacer un poco de retrospectiva. La agrupación de mujeres Pan y Rosas se fundó hace diez años luego del Encuentro Nacional de Mujeres del 2003. Desde entonces su motor y su historia fue la lucha organizada, no sólo en contra de la opresión que la sociedad patriarcal ejerce sobre las mujeres, sino también contra el sistema de explotación capitalista. Pan y Rosas se planta hace diez años por el derecho al aborto libre y gratuito, cuya práctica en clandestinidad se cobra la vida de trescientas mujeres por año en Argentina, pero sacando a la luz también su carácter de clase ya que las que mueren por abortar en las peores condiciones son las mujeres pobres. Lucha en contra de la mafia de las redes de trata que cuenta con seiscientas desaparecidas en el país para ser sometidas a la prostitución y a violaciones diarias, pero además denunciando el rol que juegan en ellas los policías, jueces y funcionarios como clientes, cómplices o como los mismos secuestradores y proxenetas que hacen un negocio de las vidas de esas mujeres.

Pan y Rosas levanta las banderas de la mujer trabajadora que vive día a día la desigualdad de condiciones frente a sus compañeros hombres, además de la doble explotación que representa cargar sobre sus hombros con las tareas domésticas luego de finalizada la jornada laboral.
Esta agrupación no partió de la nada, sino que toma lo mejor de la tradición y las lecciones de aquellas mujeres que a lo largo de la historia se organizaron por sus derechos. Así es como Andrea D’Atri, fundadora de Pan y Rosas, escribió por primera vez un libro que es a la vez un recorrido histórico por aquellos movimientos y una condensación teórica que analiza la estrecha y compleja relación entre el capitalismo y el patriarcado y, por ende, el vínculo que debe haber entre feminismo y marxismo. Este es el libro que fue presentado ante un auditorio de Sociales repleto; con la presencia de reconocidas intelectuales y activistas del movimiento de mujeres como son Marian Pessah, María Alicia Gutiérrez y María Luisa Peralta, además de la autora de la obra; con calurosos saludos de compañeras de distintos países donde Pan y Rosas se construyó y se sigue construyendo y con un emotivo video a modo de cierre, compilación de lo que fueron estos diez años de la agrupación.

Las impresiones al salir fueron tan diversas como cantidad de presentes en la actividad, lo cual no es poco, pero si pudiesen dibujarse en el aire las sensaciones que se experimentaban allí en ese momento se colmarían las miradas en vista de la satisfacción y la emoción; de la camaradería de los hombres presentes dispuestos a confluir con la lucha de sus compañeras “dispuestos a renunciar a sus privilegios”, como dijeron en el panel; de las ganas y la moral bien alta para aprender de aquellas mujeres luchadoras de la historia, organizarnos y salir a las calles; de la presencia arrolladora de aquellas palabras de Leon Trotsky que Andrea citó en esta mesa: “Para cambiar nuestras condiciones de vida, debemos aprender a mirar a través de los ojos de las mujeres”.

Para aquellas mujeres que son parte de Pan y Rosas desde sus primeros años, estar allí presentes significó rememorar esos comienzos y renovar del todo las energías para seguir adelante. En el caso de quienes pertenecen a la organización desde hace menos tiempo fue una experiencia vívida y del todo sensible de la historia que acarrea su lucha. Y para las mujeres que no pertenecen a la agrupación pero se acercaron a la charla, no pudo haber mejor carta de presentación para ser testigos de lo que es organizarse en contra de la opresión y la explotación, y una puerta abierta para unirse y levantar también las banderas de aquellas mujeres que decimos sin miedo que queremos el pan, pero también las rosas.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar