www.panyrosas.org Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
Pan y Rosas
22 de abril de 2011 Twitter Faceboock

ZONA NORTE
Escándalo ciber-porno de los líderes de Kraft Foods
Link: https://panyrosas.org.ar/Escandalo-ciber-porno-de-los-lideres-de-Kraft-Foods

Las mujeres de la agrupación Pan y Rosas repudiamos las prácticas de un amplio sector de líderes de la planta Kraft de Pacheco y apoyamos el comunicado de la Comisión Interna que denuncia estos hechos planteando que:“hoy recorre todos los rincones de la fábrica la escandalosa noticia de que estos líderes, luego de apurarnos en las líneas, se dedican a encerrarse en sus oficinas a pasar su “tiempo libre” para intercambiar páginas y sitios de pornografía… si tienen tiempo libre es porque no laburan y solo se encargan de garantizar la explotación. Denunciamos que son un verdadero ejército (junto a supervisores y managers) al servicio de que la patronal se lleve la guita en pala a costa de nuestro trabajo… tienen como única función violar los derechos de los trabajadores/as…”

Nosotras hacemos propio este repudio y compartimos el sentimiento de indignación de ustedes, compañeras. Sentimos la misma rabia y bronca, como mujeres y como trabajadoras, frente a estos líderes, no sólo por su verdugueo cotidiano a favor de la empresa sino también, por este “entretenimiento de consumo ciber-porno”. Porque todas bien sabemos que la pornografía es un verdadero negocio con rostro de mujer. En el cual se nos expone a situaciones de sometimiento a través de imágenes violentas, destructivas, racistas y machistas. Sitios y páginas plagadas de videos donde se muestran mujeres como una “cosa“, como un mero objeto sexual al servicio del placer del hombre y como una esclava que debe satisfacer los deseos de quien la somete y ejerce poder sobre ella.

Son estos líderes -como dice la Comisión Interna-, quienes junto a los supervisores y managers, se arrogan luego el derecho de maltratarnos principalmente a nosotras como si fuéramos objetos, como si fuéramos un rulemán más de la máquina, controlándonos, presionándonos y llevándonos a muchas de nosotras a que nos enfermemos del cuerpo y de la cabeza. Por eso apoyamos el planteo de que no haya mas líderes, porque los/as trabajadores/as realmente no necesitamos a estos parásitos que juegan el rol de perros guardianes de la patronal.

Sabemos también que este tipo de practicas cibernéticas están bastante generalizadas en distintos lugares de trabajo. El consumo de pornografía se ha convertido en un verdadero comercio, en el que las fantasías sexuales pueden venderse o comprarse, en el que miles de mujeres junto con niños/as se encuentran en la actualidad atrapados/as en las nefastas redes de trata y prostitución. Es una de las industrias “mas prósperas” del sistema capitalista en que vivimos, que compite en los primeros puestos de ganancias con la industria armamentística, el tráfico de drogas y la prostitución, incluida la infantil. Un negocio que puede desarrollarse gracias a una perversa cadena de impunidad que implica a funcionarios públicos del gobierno y de la oposición patronal, jueces, policías, gendarmes y empresarios. Mientras todos ellos se hacen favores, se encubren y lucran de conjunto, son las familias trabajadoras y pobres las que salen a denunciar todo el manto de corrupción y de silencio de la justicia y las fuerzas de seguridad, despedazadas por la desaparición de sus hijas, de quienes no vuelven a saber mas.

Esta realidad, que nos indigna como mujeres y trabajadoras, nos demuestra una vez más la necesidad de organizarnos y ponernos de pie para decir: BASTA. El espacio de la Comisión de Mujeres es el mejor ámbito para empezar a pelear juntas por terminar con toda la violencia y maltrato cotidiano por parte de esta empresa. Y luchar también por los derechos arrebatados como el día femenino, el acceso irrestricto a la guardería y otros atropellos de la patronal, que va desde no reconocer una enfermedad laboral hasta no darnos categorías o negarnos el pago de los días por hijo/a enfermo/a, entre otros. Llamando a todos nuestros compañeros varones a que tomen como propias nuestras demandas y reclamos. Y esto, porque sabemos que cada vez que una compañera, una obrera, una mujer, es humillada, violentada, maltratada y oprimida -tanto en la fábrica como en su casa-, toda la clase obrera se debilita y pierde una aliada valiosísima en la lucha. Y con esto, los empresarios, el gobierno y la burocracia sindical -que les sirve a sus intereses-, se fortalecen.

Pero en cambio, cada vez que una compañera, una obrera, una mujer, se suma a las batallas, se organiza, se hace conciente de sus derechos y da un paso al frente, toda la clase trabajadora se llena de energía, se nutre de un combustible enorme para enfrentar a sus enemigos de clase, se llena de confianza y está en mejores condiciones para avanzar en conjunto, hombres y mujeres, hacia el combate por romper todas las cadenas de opresión y explotación.

BASTA DE MALTRATO Y VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

NO MAS LIDERES, LOS Y LAS TRABAJADORAS NO LOS NECESITAN

TODO NUESTRO APOYO A LA COMISIÓN DE MUJERES PARA PELEAR POR ESTAS DEMANDAS

POR TODOS LOS DERECHOS DE LAS MUJERES TRABAJADORAS

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/panyrosas.argentina/
@PanyRosas_Arg
Suscribite por Whatsapp
(011) 2340 9864
Contacto
www.panyrosas.org.ar